Diario de traducción

Cuaderno de campo

Archivo para la etiqueta “herramientas”

OneNote – Conclusiones

Después de estos meses, OneNote se ha convertido en mi base de documentación.El sistema de crear cuadernos con secciones y con páginas es lo más parecido a mi sistema anterior de cuadernos de hojas archivables, mucho más agradable, no lo voy a negar (me gusta mucho escribir físicamente), pero cuyas hojas nunca estaban allí donde las necesitaba. Y fotocopiar o imprimir, recortar, pegar, es muy divertido, pareces un viajero del siglo xix, pero no es lo ideal para ir deprisa y archivar con seguridad.

Así que ya tengo muchos cuadernitos, a los que he subido fotos, mapas, esquemas, decenas de páginas de referencia, esquemas, citas de diccionarios y manuales (muchas de ellas capturadas con la webcam o con el móvil y digitalizadas por cortesía de OneNote)image

He instalado Bring to OneNote, el capturador que me recomendaba Maira aquí. También estoy muy contenta. De momento solo tengo la versión para Chrome, no estoy segura de que me haga falta usarlo en word, pero ya veremos. Lo que no hace esta extensión es aislar un artículo o un marco dentro de una web, pero eso lo hago con Clearly, que me limpia el texto antes de enviar, suprimiendo publicidad, imágenes parásitas, menús…

Lo más increíble es que estoy segura de que solo he descubierto la punta del iceberg y que se pueden hacer muchísimas cosas más que de momento ni siquiera se me han ocurrido (pero empiezan a dar vueltas por mi cabeza).

Anuncios

Barra de herramientas de Terminotix

Acabo de instalar la barra de herramientas de Terminotix para Word.

Las ilustraciones corresponden a la parte superior de la pantalla de word, donde se crea una nueva pestaña al instalar la plantilla que envían por correo tras solicitarla.

image

image

Permite hacer búsquedas directas desde word en la mayor parte de las bases de datos de la ONU y en las bases de datos canadienses, así como en las bases de datos de textos bilingües. Cuenta además con algunas herramientas adicionales para el francés y para el inglés. De hecho, está específicamente diseñada para traducciones francés-inglés o viceversa, pero tiene algunas opciones de configuración que aumentan las posibilidades de incorporar el español.

image

Por lo que he probado, funciona bien para las bases de datos más usuales, aunque a veces hay que cambiar los idiomas de trabajo en la pantalla que se abre. No es IWS, pero está bien.

Las instrucciones para solicitarla, aquí

J’ai testé pour vous…

Lecturas digitales: Instapaper

Instapaper es el sistema que he utilizado hasta hace muy poco para guardar mis lecturas y pasarlas al libro electrónico. Si  lo he dejado de usar es por una razón muy concreta: cuando tropieza con un blog de formato complicado (quizá porque no está muy bien construido, da sistemáticamente error.

Eso no sería un problema si dos o tres de los blogs que más me gusta leer no estuvieran en esa situación. Así que ya casi no lo uso, pero no deja de ser una buena herramienta.

Por lo demás, tiene todas las ventajas: botón para enviar artículos desde Google Reader, desde el navegador o desde múltiples aplicaciones móviles y botón para crear un libro en formato pdf, epub o mobi con los veinte primeros artículos seleccionados.

Hay bastantes herramientas que crean instantáneamente un epub a partir de una página web, o que crean un mobi y lo envían al Kindle. Instapaper, al igual que Readability, tiene la ventaja de que puede crear un libro con varios artículos dentro, algo indispensable a nada que para nosotros sea un hábito utilizar el lector para leer artículos: un libro por artículo se convierte enseguida en una olla a presión imposible de controlar.

Tiene otra ventaja adicional: a través del complemento Instascriber permite suscribirse directamente a un blog y añadir automáticamente todas las entradas a medida que se publican.

Como ocurre con frecuencia, la aplicación iOS está especialmente cuidada: hace muchas cosas que no se pueden hacer desde el navegador. La aplicación oficial para Android acaba de salir.

Instapaper es un canal ifttt y la lista de lecturas es un canal RSS al que pueden suscribirse otras personas.

Pomodoros

Los días que estoy muy cansada, tengo demasiados frentes abiertos o necesito ser especialmente productiva tengo que tirar de pomodoros. También lo necesito cuando no me puedo concentrar por alguna razón.

Ya se ha dicho mucho de esta técnica que ayuda a subdividir las tareas en ciclos de 25 minutos de concentración absoluta, así que no voy repetir. Me limitaré a señalar algunos de los aspectos que me resultan más útiles, que no siempre son los que más se comentan:

  • Cuando estoy dentro de un pomodoro no voy a mirar quién anda en twitter ni paro a contestar mensajes. Ya es algo.
  • Me resulta especialmente útil la fase de planificación y es lo primero que hago en un día de pomodoros: si mis cuentas me dicen que necesitaré 10 pomodoros para terminar todo lo que me toca ese día, ya sé que no puedo entretenerme ni un segundo, porque 10 pomodoros = 5 horas cargaditas más las pausas y eso no me deja casi tiempo para el correo, y no digamos para leer blogs.
  • Me ayuda a dividir las tareas: en la planificación me he propuesto no asignar nunca más de 5 pomodoros a una misma tarea. Si me salen más, tengo que trocear. Eso te ayuda a enfocar mejor las tareas largas.
  • Cuando estoy de pomodoros, ya sé que ese día requiere una productividad extraordinaria. Saberlo ayuda a conseguirlo.
  • Una buena planificación permite asignar sistemáticamente algunos pomodoros diarios a los proyectos a largo plazo que no deberían quedarse aparcados.

El programa que estoy utilizando ahora mismo es PomoTime. Lo prefiero porque no es un temporizador mondo y lirondo, sino que deja mucho espacio a la planificación. Además, es muy flexible: puedes corregir y completar manualmente los datos procedentes del temporizador. Y en el androide, Pomodroid. A veces uso solo el androide y tengo preparada una hojilla para planificar y apuntar.

Lecturas digitales: Readlists

Tenía preparada una entrada con un montón de herramientas para pasar artículos desde el navegador al libro electrónico, pero la verdad es que ha saltado por los aires porque hace un par de semanas descubrí Readlists.

Readlists es una herramienta creada por el equipo de Readability, una herramienta fantástica que permite dar con un solo clic formato agradable y legible a un artículo tomado de un blog o de un periódico (la entrada correspondiente).

imageCon Readlists dan un paso más, pues también podemos exportar esa lista de artículos a distintos formatos. De esta forma obtenemos un archivo epub o mobi que podemos transferir directamente a nuestro lector o enviar por correo electrónico, a los dispositivos que lo permiten o a cualquier otra dirección de correo.

Todavía le faltan algunos detalles: haría falta enlazar manual y automáticamente Readability y Readlists, todavía no están listos los botones y aplicaciones para navegadores, sería ideal poder crear suscripciones automáticas (una especie de Google Reader en epub). Todo llegará, porque no tienen ni un mes de vida.

En cambio, tiene la asombrosa capacidad de Readability para identificar y aislar un artículo incluso cuando la web no está muy bien construida: siempre lo consigue, nunca da error, algo relativamente frecuente con Instapaper, que sería, por así decirlo, la competencia (y que también tiene sus virtudes…).

Una vez creada una lista, también podemos compartirla o añadirla a un blog. Esto último abre perspectivas infinitas en cuanto a recomendaciones, listas temáticas o lecturas compartidas, pues cada lista dispone de un vínculo propio para compartir y se puede incrustar en cualquier sitio.

PD: Dedicaré no obstante una entrada a las otras opciones, por mí que no quede Sonrisa

Algunos motores de búsqueda para Chrome

Como ya expliqué aquí, es muy fácil crear motores de búsqueda en Chrome.

Aquí van algunas sintaxis ya preparadas. Dado que se trata de vínculos largos y complejos, los enlaces están ocultos para facilitar el copiado y pegado. Utiliza la opción «copiar dirección del enlace» de tu navegador.

Para todo lo demás (y para crear más motores), puedes consultar el artículo indicado más arriba.

Lecturas digitales: Readability

Una de las herramientas que más utilizo para organizar la lectura de artículos de revistas, periódicos y blogs es Readability.

Es un instrumento que aísla dentro de una web determinada (de un blog, por ejemplo) el texto del artículo y lo presenta en un formato agradable y fácilmente legible.

Para añadir artículos, podemos utilizar distintas apps y botones que Readability pone a nuestra disposición, tanto para el navegador como para el móvil o la tableta.

La aplicación tiene algunas opciones que nos permiten cambiar el tipo de letra, organizar los artículos, compartirlos por distintos canales y también enviarlos a un kindle por correo electrónico.

image

image

En las dos imágenes podemos comparar la comodidad de lectura entre la web y Readability.

Podemos hacer muchas cosas con nuestra lista de lecturas, pues es un hilo RSS: reenviarla al soporte en el que prefiramos leer (por ejemplo una tableta o un lector), compartirla, añadirla a nuestro blog, someterla a distintos tratamientos: con ifttt (Readability es un canal ifttt), o con Readlists, la última joya del equipo Readability, todavía en construcción, pero que promete mucho.

Este tipo de recursos tiene varias ventajas importantes:

  1. Podemos marcar al vuelo lecturas para más tarde, sin tener que interrumpir nuestro flujo de trabajo.
  2. Podemos leer con mucha más comodidad y de forma más ergonómica.
  3. Podemos manipular nuestra lista de lecturas y adaptarla a nuestros hábitos y necesidades.

Hay otras herramientas similares, en mi opinión menos trabajadas para la lectura, pero que se pueden aprovechar para otros tipos de recopilaciones: Instapaper y Pocket (antiguamente Read it Later). Por ejemplo, yo utilizo esta última para todo lo relacionado con la informática, porque su sistema de clasificación es mejor (¡tiene etiquetas!).

OneNote – OCR

Una de las cosas más increíbles que permite hacer OneNote es pegar una imagen cualquiera, por ejemplo, una página escaneada, ir al botón derecho y hacer clic en «copiar texto de la imagen». Como por arte de magia, al hacer Ctrl+V aparecerá el texto correspondiente.

Conviene configurar antes el idioma, para que el reconocimiento funcione bien (también en el botón derecho).

image

image

La primera imagen corresponde a una instantánea de pdf de imagen pegada en OneNote. La segunda, al texto correspondiente copiado en un documento word. No es perfecto, pero casi, y es increíblemente rápido (copiar-pegar-copiar-pegar).

Lecturas digitales

Cada vez uso más el libro electrónico para leer artículos procedentes de internet.

Me puedo concentrar mejor, asimilo mejor lo que leo y mis ojos me lo agradecen.

Estos son algunos de los blogs que prefiero leer de forma «tradicional» (sí: es mucho más tradicional un sillón de orejas con una cervecita que la pantalla del ordenador, por muy electrónico que sea el soporte). Están listados en desorden y seguro que se me escapan varios. También habría que incluir una selección de artículos de distintos periódicos.

Ya dedicaré una entrada a los sistemas de crear libros electrónicos rápidamente desde el navegador de la forma más automatizada posible.

Aburrir a las ovejas

Si mis memorias me sirven para tan poco, es porque procuro no traducir siempre la misma frase de la misma manera. Creo que un texto menos previsible mantiene despierta la atención del lector, engancha más y se comprende mejor.

No dudo de que hay textos en los que las rutinas son indispensables por razones de precisión técnica. Tampoco ignoro que por  condicionamientos económicos determinados textos deben ser traducidos a partir de un principio de ahorro, no de estética o de legibilidad. En esos contextos, lógicamente, es mejor tener textos uniformes y traducciones uniformes.

Pero ¡porras! es que estamos aplicando ese principio a todos los textos que pasan por nuestras manos, y no sé a dónde vamos a ir a parar por ese camino.

Navegador de artículos