Diario de traducción

Cuaderno de campo

OneNote – Conclusiones

Después de estos meses, OneNote se ha convertido en mi base de documentación.El sistema de crear cuadernos con secciones y con páginas es lo más parecido a mi sistema anterior de cuadernos de hojas archivables, mucho más agradable, no lo voy a negar (me gusta mucho escribir físicamente), pero cuyas hojas nunca estaban allí donde las necesitaba. Y fotocopiar o imprimir, recortar, pegar, es muy divertido, pareces un viajero del siglo xix, pero no es lo ideal para ir deprisa y archivar con seguridad.

Así que ya tengo muchos cuadernitos, a los que he subido fotos, mapas, esquemas, decenas de páginas de referencia, esquemas, citas de diccionarios y manuales (muchas de ellas capturadas con la webcam o con el móvil y digitalizadas por cortesía de OneNote)image

He instalado Bring to OneNote, el capturador que me recomendaba Maira aquí. También estoy muy contenta. De momento solo tengo la versión para Chrome, no estoy segura de que me haga falta usarlo en word, pero ya veremos. Lo que no hace esta extensión es aislar un artículo o un marco dentro de una web, pero eso lo hago con Clearly, que me limpia el texto antes de enviar, suprimiendo publicidad, imágenes parásitas, menús…

Lo más increíble es que estoy segura de que solo he descubierto la punta del iceberg y que se pueden hacer muchísimas cosas más que de momento ni siquiera se me han ocurrido (pero empiezan a dar vueltas por mi cabeza).

Anuncios

Navegación en la entrada única

3 pensamientos en “OneNote – Conclusiones

  1. Hola Alicia:
    Me he estado familiarizando con One Note estas últimas semanas. Tengo el corazón “partío” entre One Note y Evernote, con su Evernote Clipper para aislar, como tú dices, “un artículo o un marco dentro de una web”. La conclusión a la que he llegado: para notas sobre la marcha y documentación rápida usaré Evernote por su cómoda capacidad de sincronización (que me permite trabajar desde el móvil muy comodamente) y porque aparece como “lugar con el que compartir” (no sé cuál es el término para este concepto) en muchas de las aplicaciones que uso. Y One Note lo dejo como “cuaderno de apuntes” para mis lecturas sesudas y de investigación. También me entusiasma la interfaz de cuadernos y la posibilidad de escribir “en cualquier sitio de la hoja”, pegar una foto de portada del libro, etc.

  2. aliciamartorell en dijo:

    Hola, Mercedes.

    Yo también sigo usando los dos, Evernote para recordatorios, listas, mi alucinante base de datos de recetas :-), datos de proveedores, cuestiones administrativas.
    En cambio todo lo que era preparación de cursos y “lecturas sesudas” también ha pasado a OneNote. Después de todo, yo antes era una loca de los cuadernitos y me puedo organizar exactamente de la misma forma.

    No te quiero traumatizar, pero OneNote se sincroniza con Android tan perfectamente como One Note 😉

    Por cierto, no sé si me he explicado bien, pero yo aíslo la entrada de blog con Clearly… y mando el contenido a OneNote (espero que no me oigan…).

    Alicia