Diario de traducción

Cuaderno de campo

Un lujo a su alcance

2012-06-22 12.52.09El ayuno internético hace extraños amigos…

Ahora mismo estoy en una especie de ciber municipal en un pueblo de 3.000 habitantes, rodeada de adolescentes que matan marcianos y de guiris poniéndose al día en el Facebook. Se supone que este centro está montado para que los pueblos de montaña se comuniquen con el mundo mundial y los agricultores vendan sus pepinos por el ciberespacio, pero de momento no ha asomado ninguno por aquí, así que es normal que el vacío se llene inmediatamente con algunos desheredados de la red.

He venido a mandar un Excel de 12 megas con un poco de ritmo, porque con el escaso 2G (54 Mbps en bajada; en subida prefiero no saberlo) que se suele poner a mi alcance tendría para toda la tarde. Mi pobre móvil, que cuando ve acercarse un 3G, se pone a silbar y dar volteretas, está tomándose un descanso merecido. Y yo me entrego con alegría a la multitarea: con una mano contesto mensajes a troche y moche, con la otra descargo artículos para leer después o buscar terminología, con la tercera me bajo unos cuantos podcasts, acunada por el fragor de la batalla intergaláctica.

Para que luego digan que no se puede vivir sin internet.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Los comentarios están cerrados.