Diario de traducción

Cuaderno de campo

Archivo para el día “mayo 5, 2012”

Memorias de traducción

Estoy traduciendo para un cliente un manual de un electrodoméstico. Hace casi diez años que trabajo con él, con textos muy repetitivos, así que tengo una memoria inmensa.

Cualquiera diría que eso me simplifica mucho la vida… Pues no siempre.

En la traducción de hoy me sale la frase siguiente: «Ne jamais placer l’appareil sur ou à proximité d’une source de chaleur”

Como en la memoria tengo almacenado el segmento que se puede ver más abajo, inmediatamente el programa me marca el segmento con verde (para que me desentienda…) y me propone la traducción correspondiente.

image

¡Qué bien! ¡Una frase menos! Es muy relajado traducir con sistemas de traducción asistida… Si no fuera porque no estoy traduciendo el manual de una batidora, sino el de un hervidor.

Si el cliente hubiera decidido ahorrarse unas pesetillas con las coincidencias, yo me saltaría ese segmento y allá que se iría el manual del hervidor con una batidora intrusa dentro. Afortunadamente (para él), mi cliente nunca me ha venido con ese planteamiento.

Sin embargo, incluso en mi caso, si no mantengo una desconfianza genuina hacia los 100%, si no me resisto al relax que inducen las coincidencias, es altísimamente probable que el error me pase desapercibido.

¿Quiero decir con este ejemplo que estoy en contra de las herramientas de traducción asistida? De ninguna manera, las uso absolutamente para todo, pero es mejor no dar por hecho que la vida es un montón de segmentos con sus equivalentes listos para que los hagamos brotar de la memoria correspondiente.

Lo normal es que una misma frase no se traduzca de la misma forma en dos textos distintos, no lo contrario.

Navegador de artículos