Diario de traducción

Cuaderno de campo

D’un pays sans amour

Estoy empezando a trabajar en este libro. Trata sobre el destino del yidis (¿yiddish? ¿ídish?).

Más información, aquí: http://www.grasset.fr/automne_romanesque_2011/rozier.html

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “D’un pays sans amour

  1. Lucho en dijo:

    Okey, decir “idish”, no está mal. De hecho, así conocí esa palabra en esos famosos libros de Scholem Aleijem editados por “ACE” en Argentina, durante mi niñez, allá en los prehistóricos años sesenta. Decir “Yiddish”, tampoco está muy mal, puesto que en varios idiomas se escribe así, con una que otra variante insustancial. Pero ¡¡¡¿¿¿Decir “YIDIS”???!!! Es un injerto de mono con sapo que no cabe en ninguna cabeza. Honrando a la cultura judía a quien se refiere el término, es mucho ‘jutzpá’ decir YIDIS. No caiga en eso, así sea un cretino escritor famoso o científico que diga esa barbaridad.