Diario de traducción

Cuaderno de campo

Archivar para el mes “abril, 2012”

RSS y Trujamanes

He creado un hilo RSS para poder leer El Trujamán con Google Reader, utilizando http://page2rss.com/.

La página del CVC tiene un hilo RSS «Novedades del CVC», pero ninguno dedicado específicamente al Trujamán. No tiene mucho interés usarlo porque incluye absolutamente todo, hasta los foros, y la verdad, si lo que te interesa es específicamente El Trujamán pierdes más tiempo del que ganas.

Si lo queréis usar, está aquí: http://page2rss.com/677507f0ea94a6b91b474ad3cde5c56c

La página que aparece permite pasarlo directamente a Google Reader, Feedly, Currents, Flipboard o el programa que estemos utilizando para leer noticias.

imagePasando por Instascriber podemos añadir el hilo directamente a Instapaper y, desde allí, enviar los trujamanes al libro electrónico, para leerlos con más comodidad.

Anuncios

Basmala

375px-BismillahUna búsqueda en Google Académico me da los siguientes resultados:

bismillah + epigrafía : 4 resultados

basmala + epigrafía: 48 resultados

He añadido el término «epigrafía» para centrar las búsquedas en el español y en el tema que me interesa.

No son muchos resultados, pero puedo deducir que la transliteración basmala es más corriente en textos formales en castellano.

La basmala es una fórmula ritual en árabe con la que empiezan algunos capítulos del Corán: «En nombre de Dios, el compasivo, el misericordioso…» y se utiliza con mucha frecuencia en la caligrafía islámica.

EDITO:

 

En la línea de lo que decía Maira, una explicación muy precisa del Vocabulario de historia árabe e islámica de Felipe Maíllo Salgado, publicado por Akal en 1996.

yiddish

Sigo preparando material para D’un pays sans amour.

Estoy mirando todas las opciones que tengo para escribir la palabra del título, pues es una palabra clave que marcará el tono de toda la traducción.

En el DRAE no aparece, ni con esta ortografía ni con ninguna otra.

El DPD dice:

yidis. Adaptación gráfica propuesta para la voz inglesa yiddish —adaptada, a su vez, del adjetivo alemán jüdisch (‘judío’)—, que designa el dialecto altoalemán hablado por los judíos originarios de la Europa central y oriental, que se escribe en caracteres hebreos: «El yidis es el idioma que hablaron los judíos» (Moreno Lenguas [Esp. 1990] 32). Deben evitarse grafías híbridas como Marca de incorrección.yidish o Marca de incorrección.yídish, que no son ni inglesas ni españolas.

Fundéu tiene también una entrada yidis.

Este artículo de Jaime Marominsky defiende la opción ídish como la transliteración más correcta en castellano.

En este mismo artículo, se cita una correspondencia mantenida con la RAE en la que esta institución comunica su intención de incluir en próximas ediciones esta voz ídish

En una de las comunicaciones se dice que “En relación con esta voz [yidis] el Instituto de Lexicografía y el equipo de redacción del Diccionario Panhispánico de Dudas están examinando con sumo cuidado este problema”. La otra informa que “La Real Academia Española está preparando la 23ª. edición del Diccionario de la lengua, en cuyo texto es su intención que aparezca el término ídish y sus variantes formales”. Así, por primera vez la palabra que designa el idioma de los judíos asquenazíes figurará en el Diccionario oficial del español (DRAE), cuya edición inaugural data de mediados del siglo XVIII.

En el Club de Traductores Literarios de Buenos Aires se publicó otro artículo de Marietta Gargatagli que también apunta a la voz ídish, como la más acorde con la pronunciación de la palabra en Argentina. Por un lado, es interesante, porque en Argentina la presencia judía es infinitamente más importante que en España (y en el español de España). Por otro lado, no creo que en España se identifique fácilmente ídish con yiddish.

El CREA aporta 35 ocurrencias de yiddish en 14 documentos, 13 pertenecientes al español de España y el último (con 10 ocurrencias) de Alejandro Jodorowsky, que es chileno. No hay ninguna con yidis o con ídish.

Wikipedia aporta una cuarta opción: yídico, que presenta 111 resultados en Google Libros, la mayor parte de los cuales proceden de libros sobre el judaísmo.

Creo que me voy a inclinar por yiddish, en cursiva. Razones:

  1. Es probable que yidis se imponga algún día, pero de momento no pasa de la categoría de intento. Creo que una novela no es el mejor lugar para intentar acelerar las cosas. Quizá un artículo académico sí lo sea.
  2. Una traducción es un viaje al extranjero. Nunca me he sentido demasiado inclinada a españolizar a ultranza. A mí como lectora me gusta encontrar en las traducciones el sabor y el olor del idioma original.
  3. La opción ídish, que probablemente sea la más correcta a largo plazo, tiene el mismo problema que yidis: es muy pronto, quizá más adelante me animaría a usarla, pero ahora me parece prematuro.
  4. Me da la sensación que el resultado del round entre ídish y yidis no está claro, con lo que es posible que yidis desaparezca arrastrado por una transliteración más correcta.

No obstante, sigo dejando abierta la cuestión, a la espera de más datos. También quiero analizar más despacio la opción yídico.

Biblias

Tengo una Biblia nueva para mi colección: se trata de la traducción Cantera-Iglesias de la Biblioteca de Autores Cristianos y publicada en los años setenta.

Ya ocupa su lugar junto a la Biblia de Oso, de Casiodoro de la Reina, en su versión completa de Alfaguara, traducción del siglo XVI en la que se basan las biblias protestantes posteriores (y también la más literaria y personal), la Biblia de Jerusalén, la más filológica y  mi favorita cuando se trata de textos filosóficos, y la inefable Nácar-Colunga, de los años cuarenta, la que prefiero cuando se trata de dar «color local» y la favorita del nacionalcatolicismo.

Y diréis que para qué quiere una descreída tantas biblias. Pues es que cuando me encuentro una cita (y es algo que me ocurre con mucha frecuencia) me gusta elegir con cuidado la traducción que voy a utilizar en castellano, para que encaje como un guante con mi texto.

El planeta de los sabios

Portada de El planeta de los sabios

Parece que me están llegando todos los libros juntos…

Este lo traduje el año pasado y me reí muchísimo, aunque me costó bastante superar la óptica franco-francesa del planteamiento. Y es que hay libros tan centrados en una cultura que es muy difícil pasarlos a otra.

También me costó mucho reorganizar los juegos de palabras y los chistes, muy localistas. A veces tenía que tomar los dibujos, abstraerme de los diálogos e inventarme una historia completamente diferente que casara con las imágenes y al tiempo con la idea que se quería transmitir. No siempre era fácil, porque las imágenes también presentaban una realidad muy francesa. Por ejemplo, ¿vosotros diríais que este señor y este señor se parecen? Espero que lo suficiente, porque he hecho pasar al primero por el segundo…

He traducido muchos textos de filosofía, pero era mi primera experiencia con un cómic y he disfrutado una barbaridad. Los textos divulgativos de Charles Pépin que acompañaban a las historietas me parecieron muy buenos.

Más información, aquí: http://www.librosaguilar.com/es/libro/el-planeta-de-los-sabios/ (observaréis que, de acuerdo con la web de la editorial, el libro se ha traducido solo…)

Edito: como se puede ver en la página, la editorial ha rectificado. En mi caso, por lo menos, porque el resto de los libros sigue sin traductor. ¡Qué difíciles hacen cosas que podrían ser sencillísimas!

Nube de palabras

Antes de empezar un libro, para tener una idea global de su tono, me gusta crear una nube de palabras. Me ayuda a orientar la investigación, a encontrar el tono. Me quedo un rato largo mirando, siempre se me ocurren cosas interesantes.

Aquí está la nube de palabras de D’un pays sans amour, una vez retirados algunos términos menos significativos y los nombres de los personajes. Está hecha con Wordle.

Wordle

Nada más verla se puede apreciar claramente cuál es el mundo en el que se mueve la historia. También encontramos en un lugar preferente, arriba a la derecha, en marrón claro, la palabra yiddish, sobre la que tendré que tomar rápidamente una decisión…

Cuando termine, haré otra nube de palabras con el español, para ver si el tono es el mismo.

Les langues de l’internet

2012-04-19_1248

Ayer estuve escuchando este programa, interesantísimo, sobre los idiomas en internet.

En France Culture emiten muchos programas relacionados con la traducción, y todos están aquí: http://www.franceculture.fr/tags/traduction

La entrevista con David Bellos tampoco tiene desperdicio.

Epítetos

Una revisora me acaba de cambiar ocho adjetivos de sitio en un total de 1600 palabras. A mi me gusta poner los adjetivos detrás del sustantivo y a ella, delante. Sobre gustos, no hay nada escrito, pero he cedido en (casi) todos los casos porque es una revisora excelente y a los buenos revisores hay que darles cuartelillo.

Días de lectura

Acaba de salir. En la web de la editorial no lo pone, porque no suelen incluir información de tan poco interés, pero la traducción de una parte de los textos es mía y disfruté mucho con ella.

http://www.editorialtaurus.com/es/libro/dias-de-lectura/

Comas

Me acaban de llegar las pruebas de un libro en pdf. Misteriosamente, se le han caído cincuenta o sesenta comas. No quiero ponerme estupenda, pero a algunas de ellas les tenía aprecio, así que las he vuelto a poner en su sitio.

Intrigada, llamo a la editorial:

–¿Vuestro revisor tiene algún problema con las comas?

–«Nosotros» estamos en contra del abuso de las comas.

–No, si yo también, pero es que eran complementos antepuestos.

–Cuantas menos comas, mejor.

Les he devuelto el pdf con todas las comas. Santa paciencia, porque me ha llevado un buen rato localizarlas y colocarlas. Eso sí, casi prefiero no saber qué van a hacer ahora con ellas.

Navegador de artículos